El que sabe calla.

No hay verdad más verdadera que aquella nacida de los refranes populares.

“Quien calla otorga”, “Calla y escucharás”, “Callar y callemos, que todos por qué callar tenemos”,

callar-gestion-medios-online

Igual, si os dais cuenta, sucede en el mundo de los negocios, donde lo que se sabe, a veces se calla y lo que se calla (en honor a la verdad) … normalmente es porque no se sabe.

Que si “me han dado gato por liebre”, que si “me han estafado”, que si “decían saber hacer bien su trabajo, … y me han timado”, …

Nos guste o no, el mundo empresarial funciona así (las personas lo percibimos así). El dinero manda y contra eso no hay quien pueda. Lo gratis no vende. Por ello no es de extrañar, que aun no sabiendo hacer bien un trabajo, los trabajos se realicen, aun no contando todas las verdades se venda un servicio, aun no sabiendo de todo se aparente saberlo.

En el mundo digital, tanto de lo mismo; mil y un sitios que venden el posicionamiento perfecto, marketing online que funciona a las maravillas, tu presencia online definitiva, … y no pares de contar. Todo bondades y éxito asegurado

Y claro; así nos va. Así descubrimos que hay quien se aprovecha a cada instante de los demás, del desconocimiento de las personas, de su tiempo y sobre todo de su dinero.

En un mundo “al revés” (al revés del que conocemos de los negocios) no existiría el engaño, el aprovechamiento, el sacar dinero a clientes y usuarios de cualquier manera. No existiría el “vender humo”, la charlatanería (que tanto convence), la adulación fácil (el peloteo), no habría que convencer a nadie de cual es el mejor producto o servicio, … pero amigo/a, ese mundo no lo vas a encontrar fácilmente, porque para ello es necesario trabajar en base a unas buenas motivaciones, motivaciones que a much@s, precisamente, no les sobran.

motivaciones-gestion-medios-online

Cuando tod@s esperamos un buen trato, una atención personalizada, una cortesía más allá de la venta o prestación del servicio ofrecido por una empresa o profesional, sencillamente es porque ello nos hace sentir –de alguna manera– que se nos escucha, se nos entiende, se nos valora y se nos respeta.

Al ritmo que va la vida y funciona todo hoy día, ésto es prácticamente una utopía. Los centros comerciales, sin ir más lejos, están llenos de comercios, de alternativas de ocio, de bullicio, de múltiples lugares que despistan y confunden a nuestros sentidos y nos llevan a la compra compulsiva, a guardar colas para ser los primeros en la apertura de un local, a querer la última “ganga comercial”, aun no necesitándola, …

A veces, tenemos la suerte de toparnos con quien queriendo vendernos algo o prestándonos un servicio, se pone en nuestro lugar, no calla lo que sabe y si algo no sabe lo reconoce, … satisfaciendo no sus necesidades de obtener un beneficio, sino nuestra necesidad vital de sentirnos ayudados por los demás.

Porque el que no sabe y por eso calla, espera la ayuda necesaria, la verdad y no el engaño o aprovechamiento.

Y el que calla lo que sabe, porque sabe que así crea en nosotr@s una dependencia de volver allá (allí, a él o ella) a por más de lo mismo o nuevo producto o servicio, … no es del todo legal, ni obra -probablemente- en la verdad.

Y tú, ¿prefieres la verdad o que callen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s